La puta de las gafas se deja hacer de todo

En su barrio la conocen como la puta de las gafas porque tiene la costumbre de dejarse hacer absolutamente de todo. Este vídeo lo demuestra. En 15 minutos tiene tiempo para quedarse bien satisfecha. Primero come polla, le chupan el coño para que ella también disfrute, le meten los dedos y mientras se lo hacen se derrite de placer. Al final no puede aguantarse más, se pone en posición de perrita y espera que la penetren mientras mira a la cámara. Seguro que aunque sea un poco fea, te conformarías con tener esta novia y follártela todas las noches, porque vicio tiene muchísimo y lo demuestra a cada minuto.

Date: septiembre 1, 2021